Partido Socialista de los Trabajadores

P u b l i c a c i o n e s



 

Se constituyó Comité de Enlace FOS-IT en Argentina

Izquierda de los Trabajadores de Argentina y el Frente Obrero y Socialista, miembro de la Liga Internacional de los Trabajadores - Cuarta Internacional, constituyeron un Comité de Enlace para coordinar los pasos a seguir con el objetivo de avanzar hacia un partido revolucionario común, así como la intervención conjunta en los principales eventos de las luchas de los trabajadores y la juventud de Argentina. Este proceso nacional es la refraccion de un proceso internacional de reagrupamiento y acercamiento que tiene como referencia a la LIT-CI, organización internacional que tiene una posición revolucionaria consecuente frente a los nuevos gobiernos del continente. Reproducimos declaración del Comité de Enlace.

Vivimos una situación mundial muy favorable, en la que la clase obrera y sus sindicatos vuelven a tener una actividad preponderante, junto con los estudiantes y sectores populares. La huelga de los transportes, maestros y empleados públicos y las manifestaciones estudiantiles en Francia, la huelga de los maquinistas del tren en Alemania, la manifestación de casi 200.000 personas en Portugal el 3 de noviembre, las marchas juveniles en España contra el racismo, la huelga de la General Motors en EEUU, las huelgas automotrices en Rusia, muestran el peso creciente de los trabajadores y sus organizaciones.

Lo mismo sucede en América Latina: huelgas de los mineros del cobre y estatales en Chile, de los maestros colombianos, los docentes y mineros peruanos, los maestros de Oaxaca en México, la marcha de Conlutas y otros sectores con 16,000 personas en Brasilia, y las luchas de petroleros y empleados públicos en Venezuela.

El trasfondo de estos conflictos es la respuesta a la contraofensiva económica permanente del imperialismo, y la paliza que el pueblo iraquí le está dando al ejército yanqui, como lo demuestra la gran rebelión de masas contra Musharraf, el gobierno títere de Pakistán.

En Argentina, termina el año de mayor actividad huelguística desde el argentinazo, y la nueva presidenta Cristina Kirchner ha sido recibida sin luna de miel: paros docentes, bancarios, huelgas petroleras, conflicto de los trabajadores del puerto de Mar del Plata y de los trabajadores del Casino y muchas más.

Una nueva situación

El siglo XXI llegó a nuestro continente barriendo a los gobiernos neoliberales de los años noventa. El argentinazo, la derrota al golpe de estado en Venezuela, la caída del Goni y Carlos Meza en Bolivia, las insurrecciones ecuatorianas, la huída de Fujimori, abrieron una nueva situación.

Llegó el turno de nuevos gobiernos de colaboración de clases, llamados nacionalistas, populistas, de frente popular, que son producto del ascenso de masas: el PT y Lula, Chávez, Evo Morales, Correa en Ecuador, Tabaré, Kirchner. Estos presidentes del siglo XXI no hablan de privatizaciones, porque no pueden. Hablan de “socialismo”, “derechos humanos”, “pueblos originarios”.

A pesar de las diferencias que tienen entre sí, todos son gobiernos burgueses que utilizan el lenguaje del socialismo y los derechos humanos para mejor engañar a los trabajadores, al tiempo que continúan siendo socios menores del imperialismo en la explotación del petróleo, el gas y los recursos naturales y en la represión de las luchas obreras.

Divisoria de aguas

Los nuevos gobiernos de conciliación de clases provocaron una divisoria de aguas. La mayoría de las organizaciones de izquierda, con el argumento de luchar contra el imperialismo, se hizo “castrochavista”: apoya al gobierno populista de Chávez y a todas sus medidas de recorte de las libertades democráticas, como el cierre del canal RCTV, la represión a los estudiantes, y el referéndum con los cambios en la Constitución, que establecen el estado de sitio y recortan los derechos democráticos de los trabajadores y el pueblo.

Una minoría, de la cual formamos parte, considera que todos estos gobiernos son enemigos de los trabajadores, y por lo tanto no apoyamos ninguna de sus medida, ni les damos ningún tipo de apoyo, aunque en determinadas circunstancias, si estos son atacados por el imperialismo o la reacción, como sucedió en Venezuela en 2002, nos coloquemos, de manera coyuntural, en su misma trinchera.

Estos gobiernos, con sus enormes concesiones a la burguesía y a las fuerzas reaccionarias, conducen la lucha de los trabajadores y sectores populares a la encrucijada, como lo demuestran los enfrentamientos entre el vacilante gobierno de Evo Morales y la burguesía opositora.

Por eso, a medida que pasan los días, hay cada vez más luchas de los trabajadores, estudiantes y sectores populares contra estos gobiernos, como lo demuestran los petroleros y estatales venezolanos.

Se está iniciando un reagrupamiento revolucionario

La paradoja es que, mientras los trabajadores dan de sí todo lo que pueden, y cuando es más urgente que nunca presentar a la vanguardia que surge una firme alternativa al “castrochavismo”, al peronismo, al PT de Lula, al MAS de Evo Morales, la izquierda fue incapaz de dar respuestas.

Sin embargo, la lucha no se detiene y se producen nuevos realineamientos: surgen miles de activistas y luchadores, corrientes sindicales contra la burocracia, jóvenes que se radicalizan, aparecen grietas en los partidos de esos gobiernos, aparecen grupos que buscan una alternativa, o grupos que estaban distanciados empiezan a coincidir.

Este proceso objetivo también se ha iniciado en Argentina. Una muestra de ello es el acto realizado en el Hotel Bauen el 7 de octubre, donde confluimos distintas organizaciones políticas. La mayoría de ella provenientes del morenismo, pero también de otros orígenes y tradiciones.

El Comité de Enlace FOS-IT surge con la intención de dar respuesta a ese proceso objetivo. Aspiramos a revertir el estallido de la corriente morenista de la cual provenimos y nos reivindicamos. Pero somos conscientes que eso solo será posible en la medida en que, al mismo tiempo, confluyamos con otros grupos, con los cuales coincidamos en los grandes lineamientos de un programa revolucionario, aunque no pertenezcamos a la misma vertiente: nuestra confianza en el papel histórico de la clase obrera con sus organizaciones democráticas como caudillo del proceso revolucionario, la lucha contra todos los gobiernos burgueses sean del color que sean, la necesidad de impulsar el surgimiento de nuevas direcciones democráticas y combativas, la independencia de clase, contra el oportunismo y el sectarismo mesiánico y por verdaderos gobiernos de los trabajadores.

El pre-congreso mundial de la LIT será el marco de referencia para este proceso y para avanzar en el debate con todos aquellos que, a partir de una coincidencia principista, programática y metodológica y de la existencia de confianza revolucionaria, estén dispuestos a sentar las bases de un partido revolucionario nacional e internacional.

El Comité de Enlace FOS-IT es un modesto primer paso, pues sabemos que nuestras fuerzas son débiles, somos apenas dos pequeñas organizaciones, pero confiamos en que éste sea el puntapié para empezar a superar la división y la dispersión.

A los dirigentes y activistas sindicales y estudiantiles que necesitan imperiosamente unidad y propuestas claras para luchar; a los militantes que vienen de años de frustraciones; a los partidos o grupos, provenientes del peronismo, trotskismo, o de otras vertientes, que buscan, cada uno por su lado, una salida revolucionaria, los invitamos a sumarse a esta empresa, para convertirnos en una alternativa capaz de disputar la conducción de los trabajadores al peronismo, al PT de Lula, al “castrochavismo”, al MAS de Bolivia, y a todas sus variantes.

Buenos Aires, noviembre 27 de 2007


N° 47 - Junio 2008
↓ Versión PDF (2.8 Mb)

F i l m o t e c a

L i b r o s Trotsky en el espejo de la historia, de Gabriel García Higueras