Partido Socialista de los Trabajadores

P u b l i c a c i o n e s



 

Heroica lucha por reposición de despedidos

A finales del 2007, nuevos despidos dejaron en la calle a miles de trabajadores y sus familias, quienes pasaron unas amargas fiestas de fin de año mientras en los hogares de los patrones y de los burócratas del gobierno, celebraban las extraordinarias ganancias de la bonanza económica con ríos de champaña y whisky, toneladas de pavo y lechón y montañas de cotillón. Y los despidos continúan. Esto ha generado una creciente movilización sindical de la cual damos cuenta en estas páginas.

ICADIE - Diseño y Color

En ICADIE-Diseño y Color, empresa que ocupa el cuarto lugar en la lista de mayores exportadores del sector textil, la patronal había despedido en octubre pasado a los trabajadores que acababan de fundar el sindicato de la empresa. Una ejemplar lucha de los trabajadores ayudó a poner en evidencia las oscuras prácticas de la empresa (como el uso de nombres de fachada, doble contabilidad, etc.) ante las autoridades de Trabajo, así como ante las federaciones obreras internacionales y los clientes de la empresa. La patronal de Diseño y Color dio señales de que iba a acceder a viabilizar una solución empezando con la reposición de los despedidos, sin embargo sus acciones fueron totalmente contrarias, y pocos días antes de la Navidad echó a la calle a 1,200 trabajadores.

El sindicato antes que doblegarse y desmoralizarse viene ejerciendo un tenaz resistencia que lo coloca en la vanguardia de la lucha obrera por su presencia en las principales movilizaciones y plantones de la clase, coordinando y ligándose a otros sindicatos obreros que también enfrentan despidos y lucha por los pliegos, como Topy Top, San Sebastián, Celima, entre otros.

El pasado jueves 10 de enero, cientos de obreras y obreros despedidos del Sindicato Icadie-Diseño y Color, concurrieron a las puertas del Ministerio de Trabajo (la nueva sede de la Av. Canadá). Desde las 8 de la mañana fueron aglutinándose ante la convocatoria de la Coordinadora Textil del Cono Este. Con la presencia de otros gremios, como Creditex, San Sebastián, Sur Color Star, Celima, Los Quenuales-Izcaycruz, se logró una concurrida y combativa delegación, que no dejó de vitorear consignas permanentemente, incluso con mayor fuerza al ingresar una delegación a conversar con el viceministro de trabajo.

Por más de dos horas en el lugar hizo sentir su presencia y alentó la propia combatividad que compañeras y compañeros en demanda de solución a sus problemas.

El viernes 25 de enero, el sindicato ICADIE fue uno de los principales protagonistas de la marcha de la Coordinadora Textil Confecciones al Congreso.

Camposol

En Camposol, empresa agroexportadora del norte del país y que concentra el 80% del espárrago que se produce en el proyecto Chavimochic, la patronal despidió 385 trabajadores (el número asciende a 800 si se incluye a los obreros que la empresa no reconoce vínculo laboral) el día domingo 30 de diciembre. Los obreros denuncian que la empresa actuó artera e ilícitamente, pues les dijo que ese día no ingresaban porque tendrían “descanso temporal”, buscando concretar así un despido encubierto. Por otro lado, muchos obreros de planta fueron obligados -por los agentes de seguridad de la empresa- a firmar su renuncia. Los objetivos de la patronal con estos despidos saltan a la vista: un gran número de los despedidos son sindicalizados, y entre ellos, dirigentes sindicales.
El sindicato, como es sabido, viene impulsando desde junio pasado una lucha por los derechos laborales y contra las prácticas de superexplotación y abusos que hay en Camposol (jornal de 20 soles, sin beneficios sociales, horas extras no pagadas, acoso sexual, etc.), y que es la base del enriquecimiento acelerado de sus propietarios, la familia Dyer y sus socios extranjeros.
Según los informes que llegan del norte, “el sindicato de trabajadores de Camposol (SITECASA) convocó a los despedidos a una reunión ese mismo domingo en la que se decidió llevar a cabo un paro preventivo de 48 horas para los días 8 y 9 de este mes, y de no ser escuchados se pasaría a una huelga indefinida demandando reposición inmediata de los despedidos y sanción a los responsables de la brutal represión de junio que vausó tres heridos de gravedad”. Al mismo tiempo los compañeros demendan un apoyo clasista para su huelga indefinida.
Un paso importante de esta lucha es el desplazamiento de una delegación a Lima, que coincidió el 25 de enero con la marcha de trabajadores textiles al Congreso.

En Topy Top

Por otro lado, Topy Top volvió a despedir a un dirigente sindical, el secretario de defensa Manuel Oñoruco, como una muestra de la intransigencia patronal y su negativa a solucionar en forma justa el pliego de reclamos presentado por el sindicato. Los trabajadores de Topy Top realizaron una destacada lucha en junio del año pasado por la reposición de un centenar de sindicalistas despedidos, lucha que se ganó con la ayuda de la solidaridad nacional e internacional, que motivó la presión de los clientes sobre la empresa para reponer a los despedidos (Acta entre la empresa, el GAP y la Federación Textil Mundial). Sin embargo, hasta la fecha no hay cambios importantes en la economía de los trabajadores y las condiciones laborales, justamente los motivos que los llevaron a sindicalizarse y pelear. La empresa, como gallina que come huevo, en lugar de solucionar el pliego ha vuelto a echar mano al recurso del despido.
La respuesta de los trabajadores no se hizo esperar, y han salido a las calles a luchar por la reposición de su dirigente despedido, realizando el lunes 7 de enero, como medida inicial, un exitoso plantón en la puerta de la fábrica, y continuará con nuevas medidas de lucha dentro del plan aprobado por la Asamblea General del sindicato. Destaca la formación de nuevos sindicatos en empresas subsidiarias de Topy Top, como Sur Color Star y Star Print, y la unificación de la lucha de todos ellos en una sola.

Sur Color Star

Sur Color Star, división textil de Topy Top, despidió a 21 trabajadores en el mes de diciembre, apenas formado el sindicato. El 12 de diciembre, los obreros habían decidido formar el sindicato después de muchos años de trabajar en la empresa (en algunos casos hasta 12 años) con salarios inferiores a los 200 dólares mensuales, doce horas de trabajo y los 7 días de la semana sin descanso, con el objetivo de defender nuestros derechos laborales. Según denuncia Omar Castro Julca, secretario general del sindicato, la reacción de la empresa no podía ser más cavernaria: “el 29 de diciembre despidió y maltrató a 8 dirigentes y 12 sindicalistas, dejando sin sustento económico a nuestras familias”.

En Star Print

Star Print es otra subsidiaria de Topy Top donde se aplican prácticas de superexplotación laboral, lo que también ha generado que los trabajadores se organicen sindicalmente para luchar por sus derechos. El martes 22 de enero una nutrida columna de obreras y obreros afiliados al Sindicato de esta empresa realizaron un plantón ante las puertas de Topy Top, a causa del despido de 45 trabajadores entre dirigentes y afiliados.

Son solamente los casos más recientes de una práctica generalizada de la patronal. En Textil San Sebastián 80 trabajadores que ejercieron su derecho a huelga también fueron despedidos hace pocos meses. En Celima, a los largo de dos años de existencia de la organización sindical, la empresa ha despedido a 120 trabajadores, muchos de ellos dirigentes sindicales. El caso más emblemático, sin duda, fue el despido de cientos de trabajadores contratados mineros de Shougang Hierro Perú, que fue el motivo de la lucha más destacada del 2007 y vanguardia de las nuevas generaciones obreras que vienen impulsando la organización y las luchas sindicales.


N° 47 - Junio 2008
↓ Versión PDF (2.8 Mb)

F i l m o t e c a

L i b r o s Trotsky en el espejo de la historia, de Gabriel García Higueras