Partido Socialista de los Trabajadores

P u b l i c a c i o n e s



 

BASES EN CONFLICTO CLAMAN POR PARO NACIONAL
Aluvión de masas en marcha del 21 de junio

Numerosas bases sindicales se volcaron a la movilización del jueves 21 de junio dando lugar a la más importante, más amplia y multitudinaria lucha de los trabajadores contra el gobierno aprista.

Encabezaron la movilización los trabajadores de la Coordinadora Sindical Textil Confecciones, con las columnas de Topy Top, Universal Textil, San Sebastián y Fibras Industriales, que vienen enfrentado los atropellos de la patronal contra la libertad sindical y los despidos masivos. Es importante destacar que los trabajadores textiles hicieron suya la campaña por la liberación de Rony Cueto, dirigente de contratados mineros de Shoungang injustamente detenido; para lo cual los combativos compañeros portaron afiches y pancartas y agitaron consignas exigiendo libertad para Rony Cueto.

Participaron también representantes de despedidos de Celima, y grandes columnas de despedidos de la época de Fujimori, organizados en Frenatrade con grupos de diferentes regiones, el Frente Único de Centromin, así como la CITE y la CTE.

También destacaron las columnas de la Sutep - Línea Sindical Clasista que se encuentran en huelga indefinida en varias regiones del país. Otro sector en conflicto, la Fendup, estuvo representado por la columna de La Cantuta. Otras dos columnas importantes las formaron diferentes bases de Salud y de la Fentase-Sutase, trabajadores del sector educación. En otros participantes estuvieron también los portuarios de Enapu Callao, Construcción Civil y diversas bases municipales, entre otros.

Esta masiva participación es un claro indicio de la decisión de lucha de las masas trabajadores, que se generaliza cada vez más, y pone en evidencia el agotamiento del modelo de superexplotación montado desde la época de la dictadura, el cual ha significado despidos masivos, la generalización de las services o la imposición de otros mecanismos como los contratos de trabajo de la ley de exportaciones. Todo ello fundamentado en el DL 728 y la Constitución fujimorista.

La marcha del jueves 21, además, rompe el mito de la "falta de condiciones" para organizar una gran lucha contra el gobierno aprista. Es a las claras un anuncio de lo que podría llegar a se la Jornada Nacional de Lucha del 11 de julio si se lleva a cabo un trabajo de coordinación desde las bases y centralización en un Comando Nacional Unitario de Lucha con un Plan de Lucha Nacional. Por otro lado, la consigna del Paro Nacional se hizo escuchar con fuerza señalando el camino que debería tomar la convocatoria del 11 de julio.

El mensaje es contundente: las bases no quieren una medida solo para desahogarse, sino más bien una lucha efectiva y consecuente que permita derrotar al gobierno y la patronal, al plan neoliberal, al TLC, y de esa forma abrir el camino a la solución de las demandas y la perspectiva de un gobierno de los trabajadores.

Volver a Luchas obreras


N° 47 - Junio 2008
↓ Versión PDF (2.8 Mb)

F i l m o t e c a

L i b r o s Trotsky en el espejo de la historia, de Gabriel García Higueras