---

PRONUNCIAMIENTO SOBRE EL PROYECTO DE LEY UNIVERSITARIA DE LA ANR Y EL GOBIERNO

En el mes de octubre la Juventud Socialista en coordinación con diversas bases universitarias de todo el país, reaccionó ante la presentación al Congreso de un proyecto de Ley Universitaria por parte de la ANR. Tal proyecto recibió de inmediato el respaldo del gobierno, y fue acogida en el Congreso como proyecto base en reemplazo de proyectos anteriores. A continuación el texto del pronunciamiento conjunto.

¡Los estudiantes rechazamos el nuevo proyecto de Ley Universitaria presentado por la ANR con el aval del FRAUDULENTO gobierno del delincuente Alan García!
 
Los estudiantes universitarios organizados y representados por las organizaciones abajo firmantes nos dirigimos a la comunidad universitaria nacional, a la sociedad peruana en su conjunto para manifestarnos y expresarle lo siguiente:
 
La última semana del mes de septiembre, la Asamblea Nacional de Rectores por medio de su presidente, el Dr. Iván Rodríguez, entregó a la presidenta del Congreso, la congresista aprista Mercedes Cabanillas, un nuevo proyecto de Ley Universitaria. Todo con la finalidad de acelerar la discusión y aprobación de dicha Ley que, como sabemos, tiene por finalidad legalizar la privatización de la Universidad Pública, aunque en la forma, se siga llamando “nacional”.

Más aún, el propio Ministro de Educación, José Antonio Shang (empresario de universidades como la U. San Martin), acompañó al Dr. Rodríguez a hacer entrega de dicho proyecto con lo que queda en evidencia que la propuesta de la ANR es también la del ejecutivo.

Las últimas declaraciones del presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Rafael Vásquez Rodríguez – de Partido Nacionalista – UPP -, respecto a la aprobación de dicha Ley para el mes de noviembre sólo confirma que el plan del gobierno aprista es cerrar este tema rápida y calladamente y que en esencia cuenta con la unanimidad del congreso, incluyendo a la “oposición”.

Cuál es la lógica de la Ley

En la exposición de motivos que sustenta al proyecto de Ley, los rectores de las universidades del país – los mismos que durante todos estos años nos han impuesto cobros por matrícula, han sancionado indiscriminadamente estudiantes, han hecho entrar a la policía a los claustros y defendieron al corrupto de Roberto Morales ante la enorme y justa lucha de nuestros compañeros y compañeras de la UNI -  evidencian la lógica de la norma que proponen. Su finalidad es adaptar la legislación universitaria al marco constitucional de 1993. ¡A la Constitución corrupta y asesina de Fujimori y compañía!

Es decir, buscan incorporar al cuerpo de la legislación el conjunto de modificaciones introducidas por el Fujimorato a la actual Ley (Ley 23733) y que sustentaron no sólo la intervención política de las Universidades y la represión del movimiento estudiantil sino la desaparición de hecho de los derechos más elementales de la comunidad universitaria.
Para esto redefinen del concepto de “autonomía universitaria” – sobre la cual el proyecto de Ley se apoya para derivar a cada Universidad la resolución de tópicos centrales como los derechos y deberes de los estudiantes – aplicando un criterio empresarial, administrativo y de  mercado.

Es decir, el discurso de la “autonomía” se reduce a la “libertad” de determinar cómo competir y sobrevivir en el mercado de la educación superior universitaria, con los costos y transformaciones que esto signifique (cierre de carreras y facultades “poco competitivas”, superespecialización de las casas de estudio según  la demanda de las empresas, tecnificación de la formación de los estudiantes, etc.).

La propuesta de Ley terminará de atar a la Universidad Pública a la cola de las grandes empresas nacionales y extranjeras y a sus requerimientos, profundizará así la mediocridad de nuestra formación y terminará de ponerla de espaldas a las necesidades más sentidas de nuestro pueblo. Esa es la lógica de la “autonomía” y de la “adaptación al marco Constitucional”. 

Por eso los estudiantes la rechazamos

Por todo esto, los estudiantes del Perú rechazamos absolutamente el contenido de dicho proyecto, que liquida, en primer término, el derecho universal a la Gratuidad de la Educación en la Universidad Pública, ofreciéndola mentirosamente a quienes “mantengan un rendimiento satisfactorio y no cuenten con recursos económicos para cubrir los costos de su educación”. Creando de hecho un criterio de discriminación. Estudiantes de primera y segunda categoría en la misma Universidad, convirtiendo, además, el cobro de tasas y pensiones estudiantiles en una fuente oficial de financiamiento de la Universidad.
Los estudiantes rechazamos que, bajo el pretexto de “curar” las finanzas universitarias hoy abandonadas a su suerte por el Estado, nuestras casas de estudios se conviertan en “centros de producción de bienes y servicios” que “diversifiquen” las fuentes de financiamiento de la Universidad. Nos negamos a que el eje de la actividad universitaria sea el conseguir dinero, desvirtuando así radicalmente el espíritu, fines y actividad de la Universidad, cuya meta es la de crear ciencia a favor de las necesidades de nuestro pueblo.

Así mismo rechazamos que se burlen de nuestra heroica lucha contra la reelección de autoridades, por la conquista del voto universal y su revocatoria inmediata y en cualquier momento, haciendo caso omiso de dichas exigencias en la presente propuesta - callando vergonzosamente en cuanto a la reelección de autoridades y pronunciándose abiertamente en contra de la votación universal pues, aseguran, ésta “politizaría innecesariamente la elección de las autoridades aparte de inclinar la balanza hacia el estamento mayoritario” (que somos los estudiantes) -   y desconociendo el Decreto de Urgencia – 033 – 2005, que dictaminó a favor de la lucha estudiantil, contra la reelección de las autoridades universitarias.

Rechazamos también que el ingreso de la policía sea un atributo del Rector o de cualquier funcionario universitario que estipulen los nuevos Estatutos sin que tengan, además, que rendirle cuentas a ningún organismo de gobierno. Incluso los jefes de seguridad – funcionarios siempre hostiles al movimiento estudiantil –  podrían hacer ingresar a la policía sin que tenga que avisarle a nadie y en cualquier momento, si los estatutos le confieren dicha atribución.

¡Los estudiantes nos negamos a estudiar con una pistola en la nuca!
Denunciamos que tal propuesta sólo tiene por objetivo crear un ambiente policiaco en las universidades para reprimir las justas manifestaciones de sus estamentos.
Rechazamos que el texto del proyecto de Ley no contemple en ninguna de sus líneas el reconocimiento de los gremios estudiantiles como legítimos representantes de los intereses y necesidades del estudiantado, negando así para el estudiantado el derecho constitucional a la libre asociación de las personas, derecho que, por lo demás, reconoce expresamente para Docentes y Trabajadores, pero calla en el caso de los Estudiantes, derivando a los estatutos de cada universidad – una vez más – definir sobre sus deberes y derechos.

¡Ni siquiera se menciona a los Centros de Estudiantes ni Centros Federados, mucho menos a las Federaciones Universitarias ni a la Federación Nacional!
Rechazamos también que la propuesta de Ley elimine la obligación de las Universidades a tener “programas y servicios de salud, bienestar, recreación y cultura”, dejándolo a la suerte de sus posibilidades presupuestales – que la misma exposición de motivos ha dictaminado insuficientes - con lo que los comedores, las residencias, las clínicas, los burros, las canchitas, gimnasios, etc. no serán más una obligación de la Universidad, propiciando su cierre o, más fácil aún, su entrega a manos privadas que lucren con las necesidades del estudiantado.

Todo esto entre otras muchas modificaciones que sufrirá la Universidad si se aprueba dicha Ley cuando se elaboren los nuevos estatutos hecho a imagen y semejanza de las autoridades autoritarias y corruptas que llevan nuestras casa de estudio, pues la Ley no les obligará, ni siquiera, a convocar a Asamblea Estatutarias para delimitar el nuevo marco leal interno, sino que serán ellas mismas, sus mismos Consejos  Asambleas Universitarias, quienes “adecuarán” los estatutos a la nueva Ley.

Llamamos a los estudiantes de todo el país

Las organizaciones abajo firmantes exigimos al Congreso de la República, al gobierno del Sr. García, y a la ANR, retiren inmediatamente de la discusión del Congreso y sus comisiones el proyecto de Ley Universitaria presentado por la ANR el pasado mes de septiembre y dejen sin efecto absolutamente toda discusión sobre el tema hasta que seamos las bases de la Universidad, estudiantes, trabajadores y docentes reunidos democráticamente, quienes discutamos, elaboremos y votemos un nuevo marco jurídico para la Universidad peruana que, desde el principio, garantice el acceso igual y gratuito de todos y todas las peruanas que deseen estudiar en la Universidad.

Por eso levantamos las banderas de la Segunda Reforma Universitaria, nacida de la lucha heroica de nuestros compañeros de la UNI, la UNT y la UNA – Puno en 2004 en torno a las exigencias de elecciones universales para las autoridades, revocatoria de las mismas y no reelección, pero que hoy debe recoger las necesidades y exigencias más sentidas del movimiento universitario, el respeto irrestricto a una verdadera autonomía Universitaria, la inviolabilidad absoluta del Claustro, la gratuidad de la educación para todos, la libertad completa de pensamiento, opinión, acción y organización de sus estamentos – estudiantes, trabajadores y docentes -  entre otros principios básicos del quehacer universitario.

Una reforma que será conquistada por las bases de la Universidad y que no tiene nada que ver con las propuestas que maneja el Congreso de la república el ejecutivo o la ANR.
Una Reforma que pondrá a la Universidad al servicio de las necesidades y problemas de los trabajadores, campesinos y pobres del país, les abrirá sus puertas. Y no a las transnacionales que hoy controlan la economía y la “democracia”.

Denunciamos además la traición abierta de la FEP controlada por Patria Roja, quien no sólo no se ha pronunciado tajantemente contra este nuevo proyecto de Ley, ni ha llamado a movilizarse al movimiento estudiantil en defensa de sus derechos – lo que ya es una enorme traición -  sino que, buscando negociar con el gobierno aprista, ha declarado que si se debe imponer pagos a los estudiantes que tengan bajo rendimiento en las Universidades.

Por eso LLAMAMOS A TODOS LOS ESTUDIANTES DEL PAÍS, UNIVERSITARIOS, ESCOLARES Y DE INSTITUTOS A DISCUTIR A FONDO ESTE NUEVO PROYECTO DE LEY. A HACER ASAMBLEAS Y ORGANIZARNOS desde nuestros Centros Federados, y Centros de Estudiantes. Desde nuestras Federaciones ahí donde las tengamos. Desde Comités de Lucha elegidos democráticamente por a bases, para responder y derrotar en las calles, tal como hicimos en 2002 con la Ley Ayaipoma, este nuevo ataque contra la Universidad y la Educación Pública en general.

Los llamamos a crear coordinadoras en cada centro de estudios que sienten las bases de una  convocatoria nacional de organizaciones representativas de los estudiantes que centralice y unifique la lucha contra la nueva Ley.

Los estudiantes tenemos el deber de dar una lucha abierta contra esta nueva aventura privatista, y para esto debemos reconstruir nuestra unidad, organizando democráticamente el espíritu de lucha del estudiantado y dándole un carácter general.
¡No permitiremos que el nuevo gobierno culmine con la privatización de la Universidad Pública!

Estamos decididos a detenerlo y a conquistar una nueva Universidad, al servicio del pueblo trabajador pobre de nuestro país, sus necesidades y luchas.

¡Abajo la nueva Ley Universitaria de la ANR y del gobierno del delincuente Alan García!
¡Asambleas generales, plataforma, plan de lucha y movilización nacional para derrotar a la nueva Ley!
¡Más presupuesto para la Universidad Pública!
¡Por la Segunda Reforma Universitaria!
 
20 de octubre de 2006

Federación de Estudiantes de la Universidad Agraria – La Molina (FEUA), Federación de Estudiantes de la Universidad nacional de Ucayali (FEUNU), Centro Federado de Educación (UNSAC), Centro Federado de Turismo (UNSAC), Centro Federado de Educación Física y Primaria (La Cantuta), Centro Federado de Educación Inicial (La Cantuta), Centro Federado de Educación Secundaria (UNT), Centro Federado de Educación Física (UNT), Centro Federado de Ingeniería Mecánica (UNT), Centro Federado de Arqueología (UNT), Centro Federado de Periodismo (UNT), Centro Federado de Medicina (UNT), Centro Federado de Estadística (UNT)